sábado, 22 de enero de 2022

Murciélagos

Silente funeral
de murciélagos renacidos por su propio fallecer.
¿Dónde comenzó a brotar el olvido?
¿Cuándo notó el primer síntoma de invisibilidad?
 
Ruidosas plañideras
hambrientas de atención a cualquier precio.
¿Quiénes les otorgaron tales títulos?
¿Por qué nadie sacia su sed de lágrimas?
 
Amasijos de un pasado
con recios cimientos y débil ejecución.
¿Cuánto costará edificar un nuevo vacío?
¿Qué suplantará a esta obtusa soledad?

sábado, 15 de enero de 2022

Murales

Murales de sangre seca
respiran la humedad enfangada
tras siglos de letras ocultas
bajo recios renglones de plomo.
 
Aires de lucha los lijan
esperando encontrar los rostros
de aquellos que fueron borrados
por la tenue mano del olvido.
 
Dibujarán reliquias durmientes
en subsuelos pisoteados
por las risas de zafios traidores
disfrazados con su mejor decencia.

sábado, 8 de enero de 2022

Carriles opuestos

Acostumbrados a quemar calendarios
para tener algo que ilumine el camino
por el que transitan en carriles opuestos
dudas y certezas que nunca chocarán.

Desesperados por encontrar el sitio
del que huir la próxima vez
cuando hallemos el fondo del ruido
que nos aconseja en cada amanecer.

Condenados a tallar otros pasos
en la niebla del siguiente escalón
mientras la culpa gotea a nuestra espalda
borrando las huellas de lo que no ocurrió.

viernes, 31 de diciembre de 2021

Guarnición

Gotea la realidad en pequeñas dosis
servidas con guarnición de insidias.
Molestias que van conquistando
el oxígeno desparramado
por las turbias aceras de la desgracia.
 
Requiebros de soledades entretejidas
buscan un ovillo de pesares con los que jugar.
Encienden la lumbre baldía
donde calentar con saña
ponzoña para repartir con generosidad.

jueves, 16 de diciembre de 2021

Vadear

Es muy fácil quemarse
cuando se remueven las cenizas del abismo
sin protegerse las manos
frente al ardor de recuerdos
que nunca dejarán de ser ascuas violentas.

Es muy sencillo asfixiarse
cuando se inhalan los vapores de porqués
sin cubrirse la cara
frente al veneno de errores
que nunca dejarán de supurar silencio.

Es muy probable ahogarse
cuando se vadean las aguas del remordimiento
sin resguardarse el alma
frente al torrente de equivocaciones
que nunca dejarán de helar la voluntad.

viernes, 10 de diciembre de 2021

Insolentes

Los remordimientos se deslizan
arañando las sordas paredes
de los intestinos de marfil
donde se digieren las historias
que las bocas más insolentes
no se atreven a contar.

Llegarán pronto al depósito
en el que esperan mil heridas
para encontrar su lugar
entre pieles hechas trizas
por la mano del silencio
siempre dispuesta a sentenciar.

viernes, 3 de diciembre de 2021

Intemperie

El ascenso del barro
construye muros de un adobe pantanoso
por los que resbalan los arañazos de los gritos
que tuvieron que emigrar de sus gargantas
para encontrar la calidez de la intemperie.

El descenso del caudal
drena el sentido de los discursos
en donde se ahogan palabras baldías
que salieron escupidas con elegancia
para dejar que respiraran los murmullos.

domingo, 28 de noviembre de 2021

Fracción

Ojos embridados
por una fracción forzosa
que algún día se dejará desbocar
bajo la mano de caricias escondidas
tras reparos que se cansan de esperar.

Sonrisas cautivas
cuyo brillo se desborda por los filos
de un rostro tan ajeno a su verdad
como inconsciente es la pureza del reflejo
que absorbe con avaricia ese cristal.

sábado, 20 de noviembre de 2021

Postor

Borrascas de lluvia perenne
desgastan los muros de paciencia,
erosionando en silencio
el grito al que dan de comer.
 
A punto de rebosar
las paredes del pozo invisible
en el que se almacena escondida
la rabia que busca un postor.
 
Los diques salen corriendo
ante los cantos de sirenas
que prometen recompensas
disfrazadas de ardientes venganzas.
 
Se ahogará la tempestad
contra su propio reflejo
anegando de bilis
el camino de huellas marchitas.

domingo, 7 de noviembre de 2021

Maratones

Sísifo perdido en el sendero de las hiedras
buscando el motivo de su carga perenne.
Cielos que enrojecen de vergüenza malherida
en atardeceres que no pueden respirar.

Maratones de cristales y clavos
relucen en pérfidas alfombras rojas.
Odas a batallas en las que no hubo testigos,
solo víctimas caídas por azar.

Cosechas de grietas y sal
para un trueque sin beneficios.
Pisadas que se pierden en el lodo de la bruma,
nunca serán pasos hacia atrás.